FANDOM


Kingo Yonekura

Kingo Yonekura

Monster Kingo

Nombre
Kanji 米蔵 金五
Romanji Yonekura Kingo
Información biográfica
Cumpleaños Desconocido
Zodiaco Desconocido
Edad 15-6
Familia Sr. Yonekura (padre)
Género Masculino
Cabello Verde
Ojos Amarillos
Altura Desconocido
Tipo de sangre Desconocido
Habilidades
Monstruo Monstruo Cofre de Tesoro
Debut
Anime Episodio 4 (Happy Kiss)
Actor
Japonés Takehito Koyasu
¡Nadie entiende mis sentimientos! ¡Los sentimientos de alguien con nombre de buscar tesoros!

–Kingo Yonekura.

Kingo Yonekura (米蔵 金五 Yonekura Kingo) es un estudiante de 1er año transferido al Instituto Binan.[1] Fue convertido en un monstruo por los Caballeros Edelstein.

HistoriaEditar

Debido a que su padre es un investigador que busca animales míticos y tesoros, ambos viajan frecuentemente. Kingo ha dicho que su padre persigue su sueño sin preocuparse por nada más, incluso estuvo ausente cuando nació, cuando comenzó a gatear, a caminar y cuando enfermó de pulmonía y casi muere.[1] Su madre inicialmente apoyaba a su padre, pero se divorció de este cuando las primeras palabras de Kingo fueron "¡Tesoro! ¡Premio mayor!". Kingo y su padre llegaron a Binan después de que este último se convenciera de que había un tesoro enterrado en el Monte Binan, para gran pesar de su hijo.

AparienciaEditar

Kingo es un muchacho de cabello verde opaco con su flequillo dividido en dos y ojos amarillentos. Tiene una contextura mayormente fornida y viste el típico uniforme del Instituto Binan, además de llevar un par de lentes. También comparte una gran similitud con su padre. En su forma de monstruo, su cuerpo es el de de un hombre con la cabeza de un cofre del tesoro y sus manos tienen monedas en lugar de dedos. Continuamente habla sobre tesoros enterrados y murmura onomatopeyas de monedas que tintinean juntas. También usa un taparrabos con el kanji de "oro" (金) escrito en él.

PersonalidadEditar

Debido al trauma que sufrió cuando su madre le abandono en su niñez por el trabajo de su padre, Kingo odia la relación entre su nombre y la búsqueda de tesoros. De hecho, sentía rencor hacia su padre debido a que este siempre perseguía su sueño sin preocuparse por nada más, incluso por la felicidad y bienestar de su propio hijo. También tenía cierto complejo con su nombre, puesto que suena similar a "buscar un tesoro" y porque fue nombrado exactamente como la afición que mantiene a su padre tan ocupado y lejos de casa.[1] Todo este sufrimiento y oscuridad en su corazón le convirtieron en un blanco fácil para los Caballeros Edelstein, quienes le convirtieron en un monstruo.

Después de ser sanado, Kingo se da cuenta de que su padre podría amar su trabajo, pero que también ha estado trabajando arduamente para mantenerlo.

TriviaEditar

  • Parte del kanji de su nombre puede leerse como "Maizou Kin", un término utilizado para denominar un tesoro enterrado.[1]
  • Se ha cambiado de escuela ocho veces.
  • Asiste a la misma clase que Taishi Manza y Ichiro Dougo.

Galería Editar

ReferenciasEditar

  1. 1,0 1,1 1,2 1,3 Happy! Kiss: Episodio 4 - Maravilla HAPPY!